Solo una leyenda podía derrotar a un dios en combate.