Un buen 18 de septiembre hace 199 años, un grupo de viejos amariconados vestidos con calzas blancas y pelucas decidieron dejar de chuparle la pichula al Rey y formaron la primera Junta Nacional de Gobierno.

La dichosa junta no sirvió un carajo, pues al rato vinieron los españoles y nos sacaron la chucha. Fue años después en 1818 cuando los Rotos Chilenos -aquellos campesinos rudos y de malos modales dedicados a trabajar la tierra y violarse chinas- decidieron armarse hasta los dientes y partir a defender a los cuiquitos que por sus disputas huevonas estuvieron a punto de perder la guerra.

Ese día, en la gloriosa Batalla de Maipú, los chilenos masacraron y violaron a los españoles, los que regresaron a Europa en sus carabelas con el culo partido. Así quedó sellada nuestra Independencia, y así tamién es como España se llenó de travestis y maricones.

Muy felices Fiestas Patrias os desea el Profeta, y si a alguno le gusta vestirse de huaso, aquí le ponemos las chinas, dos ejemplares 100% nacionales, cortesía de sedu.tv:

Ven pacá’ chine’ mierda, ahora vay a hacer la voluntad del señor, carajo!