Dándome cuenta que últimamente sólo han habido posts ultra rudos, pensé en demostrar que a los machos rudos nos encantan las mujeres, y sobre todo las ricas. Con esto en mente, les presento uno de mis botines de guerra del verano del 2006, cuando junto a una flota de camaradas vikingos invadimos las playas de Reñaca y capturamos a unas bellas  valkyrias que merodeaban por las costas.

Diosas veraniegas

http://www.youtube.com/watch?v=4weP-wWazGA