Las siguientes instrucciones son un imperativo categórico para toda mujer de este planeta, ya sea soltera, casada, viuda, divorciada, amante, amiga, madre, hermana, suegra, cuñada, etc.

Su cumplimiento es obligatorio y es deber de todo macho rudo hacerse respetar durante nuestra festividad más sagrada: El mundial de fútbol Sudáfrica 2010.

Mujer, éstos son los mandamientos que debes sagradamente observar del 9 de Junio al 9 de Julio de 2010:

1. Hacer las compras del mercado y el súper FUERA de los horarios de partidos y/o repeticiones de los mismos (sin excepción).

2. Leer la sección deportiva para que tengamos tema de conversación; de lo contrario, no te extrañes que no te hable durante ese mes.

3. Durante el mes entero la tele es mía, mía y solo mía a todas horas, sin excepción. El control remoto, ni lo mires.

4. Si tienes que pasar frente a la tele durante un partido, puedes hacerlo, siempre que sea gateando y sin distraerme o hacer ruido.

5. Durante los partidos soy sordo y ciego. No esperes que te atienda, escuche, mire, abra la puerta, conteste el teléfono, vea a los niños que se cayeron del segundo piso, salude a tu madre, haga las compras, apague el incendio de la cocina, etc. Nada, pero NADA !!!.

6. Deberás aprovisionar la heladera con cervezas y le sonreirás a mis amigos si vienen a compartir unas horitas de fútbol. En agradecimiento, te dejaré ver tele de la media noche a las 4 de la mañana… siempre que no haya repeticiones.

7. Si me ves molesto porque la Roja va perdiendo no me digas “no es para tanto” ni tampoco “seguro ganan.” Sólo harás que me  enoje más.

8. Puedes sentarte a ver un partido conmigo y podrás hablarme, pero sólo durante los comerciales del entretiempo(eso es cuando en la tele no se ven los jugadores). No se te ocurra hacer cualquier comentario técnico, tampoco abuses.

9. Las repeticiones de los goles son muy, muy importantes. No importa si ya los ví antes, o si me los sé de memoria. Los quiero ver de nuevo, muchas, muchas, muchas veces. (se entiende?)

10. Que no se le ocurra a ninguna de tus amiguitas casarse, bautizar, enfermarse, organizar reuniones o cenas, y menos visitarnos; menos aún los días de semifinales y JAMÁS el día de la final porque solo hay tres opciones a saber: a) no iré, b) no iré, y c) no iré.

11. Sin embargo, si un amigo nos invita a ver el fútbol, en el Bar o su casa, (¡Qué maravillosa invitación!) iremos  sin dudarlo. No importa  si nos llama a  último minuto. Ah!  Y si no estás  lista a tiempo, te quedas!!!!

12. Los resúmenes de los partidos, durante la noche son tan importantes como los juegos mismos; no se te ocurra decir: “pero si eso ya lo viste, ¿por qué no cambias?” ni “¿No te aburre ver a cada rato lo mismo?”. ¡¡¡ No, no, no,… y NOOOOOOOOOOO !!!

13. Para el día de la inauguración y el de la final; deberás preparar un asado monumental, comprar cerveza y mandar a toda otra mujer, gay, o no interesado en el fútbol a casa de tu madre. Ah!! Y deberás quedarte en casa para servir el asado, preparar los choripanes y abrir las cervezas (todo en absoluto silencio).

14.Finalmente, ahorrate expresiones como: ¡”Qué bueno que el Mundial es cada 4 años!“ ¡”Felizmente, sólo dura un mes”. Estoy inmunizado a esas expresiones de mal gusto. Y por si no lo sabes, anda enterándote, también hay:

  1. Champions League
  2. Copa Libertadores
  3. Copa Sudamericana
  4. Liga Italiana
  5. Liga Española
  6. Y luego eliminatorias para el próximo Mundial.

El incumplimiento de cualquiera de estas observaciones no es recomendado, y no se responde de las perniciosas y nefastas consecuencias de no seguirlas.