Scorpions¿Qué tal, repugnantes hijos de puta? Los saluda Guitarra Rompe Ojetes.
El lema de “Hombres Rudos, el verdadero blog para machos” es precisamente ‘Cervezas, Mujeres y Rock and Roll’, pero hasta el momento no se le había prestado mucha atención al área musical (más allá de algo a grandes líneas). Es por eso que tomo las riendas y dedicaré algo de mi valioso tiempo para guiar sus existencias y para que tengan un poco de clase todos esos huevones que les gusta la mierda de música.

Scorpions:
Uno de los grupos que lleva el concepto de actitud a otros parámetros, son de esos que ya no se fabrican. A pesar de la poca difusión radial y de otros medios anti-machos que no se atrevieron a apoyarlos, han sabido reinventarse por más de cuatro décadas, escalando desde un pueblucho de mierda hasta llegar a ser lo que son: CA-BRO-NES.

Y ya que estos rudos y testosterónicos individuos se acercan a Santiago, el próximo 14 de Septiembre, les daré las razones de por qué son dignos de respeto (y si me encuentran razón, no sean maricotas, gasten unos morlacos y no dejen pasar tal magno evento):

  • Cuando la banda se formó, la escena era dominada por gringos o ingleses amanerados. Pero aunque tuvieron claro que venían de un lugar de mierda en donde no podían surgir, se pasaron todo por la raja y se transformaron en el grupo alemán más importante de Rock (y uno de los más importantes a nivel global).
  • Tienen en su catalogo una joya que marca un antes y un después dentro de la industria musical: “Love at First Sting” (1984).
  • Fueron cabeza de cartel de una de las noches del rudísimo Rock In Rio (1985). Y aunque no fuese el plato fuerte, también participaron en festivales monstruosos, llenos de testosterona, extintos y los cuales le dan cátedras a los festivales actuales: US Festival (1983) y el Festival del Castillo Donington (1980 y 1986), por nombrar un insignificante par.
  • Bolas forjadas en acero parar llegar a tocar a Moscú en 1988, todavía cuando no acababa la Guerra Fría. El primer grupo del Bloque Capitalista que pudo contar esa gracia.
  • Se cansaron de realizar conciertos estándar y decidieron estar varios pasos más adelante que el resto de los mortales: en el 2000 se mandaron una tocatucha junto a la Orquesta Sinfónica de Berlín. Un año después probaron con guitarras acústicas en Lisboa con resultados avasalladores. ¿Les queda alguna duda? Entonces no sea pajero e investigue sobre dos DVD’s: “Moment of Glory” y “Acoustica”.
  • Y si es que aún les faltaba algún reto como banda, era tener un disco conceptual, que como machos recios que son, lo consiguieron: “Humanity Hour I” (2007).

Si esas razones no son suficientes, bufarretis, debe tomarse el hecho FUNDAMENTAL de que terminando la gira promocional de este último disco que sacaron (“Sting in the Tail”, 2010) se retirarán. Ellos si tienen el concepto claro de saber culminar algo en el momento indicado, a diferencia de cientos de putazos que he visto. Se les agradece la conciencia que le tienen a su propia carrera y lo que han podido llegar a hacer: sus majestades se irán aún estando en la cima.

Y si usted, rudo lector, todavía no los ha escuchado: ¿¡QUÉ CRESTAS ESTÁ ESPERANDO!? Para algo les dejé un par de links de Youtube al final del artículo. Si es que usted no llegase a conocer alguna de esas canciones, eso significa que usted es una loca desatada que me da asco.

En el nombre del Padre Blackmore, del Hijo Iommi, del Espíritu Page. Amén.