Gene Simmons

Guitarra Rompe Ojetes se reporta desde un burdel ilegal, escribiéndoles desde El Congo. En tanto las cinco negras que tengo a mi lado se ponen Hipoglós -después de haber cumplido mi misión-, me tomo la libertad de ampliar sus testosterónicos espectros musicales, y de paso rendirle homenaje a uno de los mayores empaladores que haya visto la humanidad.

Ya que en mi anterior post nombré entre medio a Gene Simmons, me quedé pensado: “Kiss inmensamente cabrones, son como súper héroes rockeros. No sé cómo algunos culos-rotos pueden poner en duda algo, negar a Kiss es negar a Dio$. Encima las canciones, te levantan cualquier fiesta”. Ese que desconozca el legado de la banda es simplemente un vil putazo. Cito las sabias palabras de Thiago Sarkis, para graficar lo han llegado a lograr:

Gene Simmons“La historia del rock and roll perdería buenos capítulos sin las vivencias de Kiss, ya sea por sus canciones, maquillajes o sus grandilocuentes directos. Claro, estos gigantes del hard rock y del show business protagonizaron tours monstruosos, orgías, separaciones, reuniones, escándalos, desenlaces anunciados y jamás realizados, como también la creación de todo un set de productos de todos los tipos, pasando desde juguetes hasta perfumes. Lograron imponer modas, influenciar generaciones, llenar estadios, pintar rostros de orquestas sinfónicas y aproximarse a las cien millones de copias vendidas. Además, suman participaciones en bandas sonoras, compilaciones, álbumes, box sets, videos, singles y todo lo que un melómano pueda o no imaginar”.

Y uno de los dos hombres tras toda esa empresa es alguien que cualquier rudo debe tener como ejemplo a seguir: Gene Simmons. Sí, tuvo que degradarse considerablemente al tener que acudir a costumbres mal vistas como ocupar maquillaje en escena, pero con eso creó su propio mito e imagen para transformarse en un icono: el Dios del Trueno. Aparte en sus solos de bajo (el cual tiene forma de hacha) tiene la vikinga costumbre de vomitar sangre. Un macho hecho y derecho.

Dentro de la banda tenemos a uno que se parece al Gato Juanito, a un ser espacial que no hace nada, y un andrógino que tiene soltadas de trenzas muy seguido. En cambio Gene es el elemento rudo, personificando a un demonio ataviado con trajes de cuero, unas botas de terraplén con cabezas de dragón y cadenas en el cuello del tamaño como para atar barcos en los muelles. Además de que cuenta con el no menor record de haberse pisado a más de 4.000 minas (y la cifra sigue aumentando constantemente). Sin contar que está casado con la actriz porno Shannon Tweed. A eso le podemos añadir que se caga en todo y saca cualquier producto con el nombre de Kiss, no le rinde cuentas a nadie. Gene Simmons debería estar dando cátedra de economía en la Universidad de Chile.

¿Dudas? Entonces, rudo lector, mueva su mouse de mierda y ponga “play” en el video que dejé al final de esto; vea de lo que estoy hablando. Arriba de un escenario tiene una presencia única e intimidante; que los cagones blandos y muy lejos de la rudeza tomen nota.

En el nombre del Padre Blackmore, del Hijo Iommi, del Espíritu Page. Amén.