Bienvenidos Hijos de Atila que visitáis este templo rudo en busca del conocimiento e iluminación que todo macho de estirpe, con aliento a cerveza y desvirgador de hembras, debe tener.

En esta ocasión, nuevamente su iluminado e inmortal gurú del trago, Hígado de Acero, les trae la sabiduría para hacerlos hombres con conocimiento etílico y enseñarles cosas que de verdad importan. El tema que nos convoca hoy es “El fino arte de beber un buen Whisky”. Así es sucia rata, toma atención y lee con cuidado las siguiente líneas, ya que estudiaremos los Whiskys desde el más barato (digno, no whisky en sobre)  al más cabrón de los que su servidor ha tenido el privilegio de beber.

Primero un poco de historia, el Whisky se obtiene de la destilación del fermentado de cereales, como la cebada, maíz y el centeno y envejecido en barriles de madera de roble. El origen del Whisky es desconocido, pero el registro más antiguo de su creación es del año 1406 en Irlanda. Además existen una infinidad de Whiskys, Irlandés (Whiskey), Escocés (Scotch), Canadiense, Americano (Bourbon), etc. Y dependen del tipo de grano utilizado.

Sepa además rudo mercenario, que el tiempo de añejado del Whisky se cuenta sólo desde la permanencia de este en el barril, ya que una vez embasado en botella este deja de añejarse.

Los que se encuentran extendidos mayormente son el Americano y el Escocés; y hoy daré testimonio de los que yo, el rudísimo Hígado de Acero he bebido durante una vida de whiskachos y mujeres. Ponga atención:

El Scotch:

Whisky de origen Escocés, es el más rudo del planeta y su sabor no posee similar en el mundo. Sepa usted rudo mercenario, que el Scotch posee reglas de fabricación muy estrictas, que van desde el tiempo en roble, que por legislación no puede ser menor a 3 años y no puede tener colorantes, saborizantes, agua u otros químicos indignos que destruyan su pureza y jamás deberá tener menos de 40° de alcohol, de otra forma aparece Hígado de Acero y los destroza con su AK-47.

El Bourbon:

Este es el cabronísimo Whiskey Americano, bebido ampliamente en el viejo oeste y es por excelencia el trago del yanky rudo. Es mucho más dulce que el Scotch (que por excelencia es mas amargo y seco). Por ley americana, debe estar preparado con una concentración entre 50% y 70% de alcohol y fué nacionalizado. Sus origenes se remontan al estado de Kentuky pero hoy es producido por múltiples estados americanos.

Los Whiskys testeados y recomendados por Hígado de Acero son:

  • Johnnie Walker Etiqueta Roja: Whisky de aceptable calidad, con cuerpo y robustez a toda prueba, añejado 5 años en roble. Si anda corto de dinero, esta definitivamente es su opción, es uno de los más bebidos en el mundo. Me inclino por este Whisky si lo comparo por ejemplo a un Ballentines.
  • Johnnie Walker Etiqueta Negra: Whisky de suprema calidad, con un suave sabor, equilibrado entre el dulce y el amargor. Pasó 12 años en roble solo para ser bebido por un macho rudo con estirpe de guerrero.
  • Johnnie Walker Swing:  Este Whiskacho tiene una muy simpática botella que hace recordar a la serie “Mi bella genio”.  Posee un sabor dulce y amargo, con agradable color y textura. Esta es mi preferencia al momento de beber un clavo oxidado.
  • Johnnie Walker Etiqueta Azul: Si gusano cabrón, yo el magnánimo Hígado de Acero una vez tuve la oportunidad de probar este glorioso Whisky, posee un sabor extremadamente dulce al paladar y para que les voy a mentir, rico, por lejos el mejor Whisky a mi juicio. Añejado 21 años, es el mas caro de la línea del Juanito Caminante y cuyo valor por botella no baja de los 150M.
  • Jim Beam (Bourbon): Este Bourbon tiene algo especial, si bien es cierto no es un gran Whisky, le tengo cariño mas que nada por las situaciones en las que me he visto involucrado cuando he bebido este trago en los Estados Unidos. La mayor diferencia entre un Bourbon y un Scotch es su sabor. El Bourbon es muy dulce mientras que el Scotch posee un amargor y es más seco.

Una cosa más, cuando ustedes vean un Whisky “Blended” significa que es una mezcla de múltiples whiskys de diferentes semillas. (Malta, trigo, etc)

Luego de entregarles esta sabiduría, os digo rudos mercenarios que los mandamientos de Hígado de Acero son:

  • Primer Mandamiento del Whisky
  • Jamás, y te digo a tí, sucia rata ganadora del concurso de Hombres Rudos, un buen whisky jamás se mezclará con Coca-Cola u otros líquidos que le quiten la rudeza. El Whisky etiqueta negra que te regalamos pasó 12 años encerrado en un barril, y no para que un maricón sonriente, amante de Paul Schaeffer, lo destruya colocandole  otras mariconerias baratas. El Whisky se bebe y aprecia como el señor glorioso lo puso en este planeta, es decir, puro. Esa es la forma ruda de beberlo. Si anda con el paladar medio delicada, la nena en  último caso le colocará hielos , y estos deben ser de agua filtrada. Te prohibo terminantemente colocarle los hielos de la cubetera del refrigerador con olor a carne.

  • Segundo Mandamiento del Whisky :  El Vaso
  • El vaso de Whisky debe ser de caña corta y ancha, con un fondo de vidrio sólido para que este se asiente sobre la mesa de manera estable. Existen de múltiples formas pero el que recomiendo es de corte triangular que permite la canalización del vital fluído hasta su última gota. La única excepción a esta regla la constituye el vaso pequeño para shots como los utilizados en las cantinas del viejo oeste.

  • Tercer Mandamiento del Whisky: Los Cocteles

La única violación al primer mandamiento es aceptado en el caso de estos rudísimos cocteles y sus derivados:

  1. Clavo Oxidado: Cóctel Mezclado con Drambuí y Clavos de Olor.
  2. Old Fashioned: En el caso del Bourbon.
  3. Manhattan: Solamente porque fue creado por la madre del rudísimo Winston Churchill.
  4. Satanás: Coctail conWhisky, Ron, Contreau y Granadina.
    Cualquier coctail de aspecto rosado, o que le quite su rudeza, queda descartado de inmediato.

Espero les haya gustado el resumen. La verdad es que el tema de los Whisky da para rato y existe amplia información en la red, efectivamente cada quien toma su trago como quiere pero he explicado la manera “ruda” de apreciar el sabor de un rico whiskacho.

Saludos Hijos de Leónidas.

Hígado de Acero, out!.