Por Sir Gunslinger, ex comando Spetnaz y cazador de mujeres.

Desde siempre el Macho dominante ha sabido distinguirse del resto de la manada por su medio de transporte. En la Edad del bronce, el Caballo fue distintivo, primero, del Jefe Tribal y luego del Emperador y sus Generales. En Mesopotamia surgirían -junto a la rueda- los carros de guerra, antecedente directo de lo que hoy es el fiel compañero de todo macho: el Automovil.

Es bueno señalar que -tal como nuestra forma de vestir– nuestro coche dice mucho de nosotros mismos y por ello también debemos saber qué tipo de auto ocupar según nuestro estilo de vida. Ponga atención:

1. Businessmsan/Profesional exitoso:

Su trabajo y habilidad en los negocios lo han convertido en un Hombre de éxito, su coche debe ser un fiel reflejo de ello. Por supuesto debe tratarse de un auto de buena calidad y marca reconocida. No tan atrevido como un auto deportivo, ni tan solemne como un coche de Ministro. Ud. es un hombre serio, pero aun joven y activo.

(De Izq a Der) Mercedes Benz Clase C Sport, BMV Serie B Sedán, Volvo S40.

2. Playboy:

Usted es un irresponsable, vividor y promiscuo. Por supuesto es Ud. el tipo de hombre que vuelve locas a las mujeres y además -por alguna inexplicable razón- tiene un buen pasar económico. Su coche debe ser reflejo del desenfreno de su vida: necesita un automovil veloz, atrevido y que ruja como un tigre. Bastan dos asientos: el suyo y el de su conquista de la noche, pero si tiene 4… bienvenidos los amigos.

(De Izq a Der) Ford Mustang V6, Chevrolet Camaro V8, Nissan 350Z.

3. Aventurero/crossover:

Ud. vive de la pesca, la caza o tal vez tenga un aburrido trabajo en oficina, pero su hobby son las excursiones al aire libre. Si es así, amigo mio, no necesita un auto lindo, ni que simbolice nada. Ud. solo necesita una máquina que funcione en todo terreno, todo clima y aperre siempre para sacarlo de apuros. No se confunda: hoy en dia un “4×4” no es siempre sinónimo de Rudeza, a menos que sea uno de estos:

(De Izq a Der) Land Rover Defender, Jeep Wrangler, Mitsubishi Pajero (o Montero, para las señoritas occidentales).

4. Trabajos Pesados:

Si Ud. es leñador, pirquinero, albañil o trabaja constantemente moviendo equipos o material pesado, nada mejor que una camioneta pick-up, más aun si además es 4×4. Si va a mover costales de harina o cemento de un lado a otro no se le ocurra ocupar el portamaletas de un automovil de nena y prefiera alguna de estas maravillas:

(De Izq a Der) Toyota Hilux, Ford Ranger, Mitsubishi L200.

Ojo, aunque no he mencionado ningún modelo que en Sudamérica llegue a costar (nuevo) más de USD 55.000, probablemente no son alternativas para el primer auto de un Hombre Rudo, para eso le sugiero leer esta otra entrada. De todas maneras siempre existe la opción de comprar un coche usado, la verdad es que cada vez hay más formas de encontrar autos usados en Chile (por ejemplo en internet) o alguna alternativa similar, de menor precio e igualmente ruda.

***

Consideraciones Generales

1. Auto Limpio.- El auto es como sus zapatos: su carta de presentación ante las mujeres. Procure que siempre esté limpio y brillante por fuera, y con buen olor por dentro.

2. Pintura de fábrica.- Si va a pintar su auto, asegúrese de hacerlo con un esquema que ya exista para ese modelo. No intente ser innovador. No se le ocurra pintarlo con algún diseño, ni con líneas de carrera.

3. Fuera Stickers.- olvídese de las cabezas de Águila, los leopardos y las banderas de EEUU. En su auto no debe haber stickers. La Biblia es para leerla y meditarla en casa, no para pegar sus Salmos en el parabrisas del auto.

4. Fuera electrodomésticos.- El automovil se inventó para transportarse, no para ver televisión, ni convertirlo en una discoteque móvil. Pantallas, Subwoofer y demás aparatos no están permitidos en el coche de un caballero.

5.- NO HAGA TUNING.- No intente convertir su auto en algo que NO ES. Por su seguridad y -sobre todo- por su dignidad, no cambie el equipo original de su automovil. Si lo hace no conseguirá mejorarlo, sino hacerlo ver patético. Mejor invierta ese dinero en mantenerlo limpio.

Bien caballeros, espero haber contribuido a su decisión respecto a cuál será su futuro automovil y sobre todo a como debe mantenerlo para que se vea como el auto de Hombre Rudo que es, y no como el de un puto futbolista reaggetonero.

La Rudeza os acompañe.

PS: si no tiene tiempo para lavar su auto, siempre habrá alguien que pueda hacerlo por Ud.