Bienvenidas bellas mujeres que buscan la palabra sabia de su servidor Hígado de Acero, alegraos bellacos amantes del futbol, del sexo desenfrenado y la abundancia en los asados. Lloren homosexuales emoeróticos de lugares inmundos. Ha vuelto nuevamente su rudísimo y pulento relator Hígado de Acero para debatir uno de los eventos más importantes en el futbol chileno.

¡Sí grandísimos hijos de la gran yola!, inauguraré la sección del futbol ya que ningún otro rudo ha intentado dar su opinión en este deporte de machos y mafiosos (otra vez).

El tema que nos convoca hoy es: ¿La salida de Harold Maine-Nicolls y la partida de Marcelo Bielsa son el fin del futbol chileno de calidad?

Primero, antes que ser “Bielsista” o “Anti-bielsista” me declararé futbolero hasta los testículos. Pienso que todo macho que se aprecie de tal, disfruta de este deporte tan sublime y hermoso como es el futbol. Esta es la razón por la cual desde que era un niño asechador de hembras sigo el futbol y al club de mis amores: La Universidad de Chile. Ahora, antes que me agarren a chuchadas o me feliciten por mi preferencia futbolera, los invito a realizar una crítica del futbol chileno.

Como saben todos el futbol de Chile antiguamente era muy táctico, de mucho toque pero poco efectivo. Muchos recuerdan el juego cobarde y ratón defensivo de Acosta que solo se veía potenciado por los ataques de Iván Zamorano y Marcelo Salas (este último es el máximo artillero que ha conocido “la roja” con 37 goles).

Todo esto cambió con la llegada de Marcelo Bielsa a la selección. En el minuto en que llegó, me sorprendio la decisión de Bielsa de venir a Chile, un lugar olvidado por los triufos y siempre mirando a los brasileños, uruguayos o argentinos desde abajo de la tabla de posiciones. Sin embargo, este individuo inteligente y pensador, inculcó en los jugadores algo que otros entrenadores no fueron capaces: la capacidad ofensiva ciega (tan ruda como la espartana por cierto) y amor propio.

Fruto de estas directrices fueron la victoria frente a Argentina el 15 de Octubre del 2008  por 1-0 que significó la salida del técnico Basile de la banca Argentina(evento inédito en la historia del futbol chileno). Y no solo esto, vívido en mi mente se encuentra la goleada a Colombia por 4-0, o la derrota en el maracaná ante brasil por 4-2 cuyo resultado no reflejó lo vivido en el partido, en el cual Chile dominaba ampliamente el juego y en donde el público clamaba a gritos “Ole! Ole! Ole!”  cada vez que Chile bailaba a un brasilero. Todo esto en el Maracaná.

Desde que tengo memoria jamás esto se había dado en Chile, el cultivo de un futbol rudo, ofensivo y brutal. Bielsa sin tener grandes jugadores hizo de un puñado de 11 perguetanos, unos virtuosos del balón-pie.

Además, durante el mandato de Harold Maine-Nicolls se aumentaron las arcas de la ANFP 4 veces lo que existía cuando él llegó a tomar las riendas de la mencionada ANFP. Además ciertamente transparento una institución mas que cuestionada por las mafiosas conductas de Reinaldo Sanchez (ex presidente de la ANFP).

Dicho esto, la verdad es que me duele ver como un proceso tan exitoso, que terminó con la exclusión de futbolistas alcahuetes, faranduleros e indignos (Ej. Melendez y Sanhueza de Colo-Colo) y con jugadores con gran proyección y cotizados altamente en el futbol mundial, sea interrumpido por los presidentes de clubes del futbol chileno.

Jorge Segovia se le vió descontrolado luego de la conferencia de prensa de Marcelo Bielsa en donde se mostró todo el apoyo a HMN y su negativa a trabajar con Segovia. Esta entrevista deja más que clara la posición de Bielsa de no trabajar con aquellos que no respaldarán su trabajo.

Evidentemente esto fue el equivalente a un martillazo en las hu’eas para Segovia, el cual no pudo controlar su rabia contra Marcelo Bielsa y que deja en evidencia en twitter.

La verdad es que más allá de lo ocurrido por la elección con el triunfo de Felipe Segovia, queda en la boca una sensación amarga de corrupción en el cual el mismísmo Presidente de la Republica Sebastian Piñera, dueño del 14% de Colo-Colo junto al 24.5% del consuegro, se ha visto involucrado. Favoreciendo la lista en contra de HMN y Bielsa.


Lamentablemente hemos asistido a un show mediático en el cual algunos pocos mercenarios encerrados en una habitación han decicido el futuro del futbol chileno. Interrumpiendo un proceso que a todas luces era prometedor y en donde se esperaba mucho de Chile en la Copa América del 2011 y Brasil 2014 en la Copa del Mundo.

Unos presidentes de clubes estúpidos y ambiciosos se han dado el lujo de perder a Marcelo Bielsa, el CUARTO entrenador rankeado a nivel mundial y a un dirigente de elite en donde su gestión y visión de futuro llevó al futbol de Chile al lugar en donde está. Solo queda ahora mirar el desastre y papelón a donde Chile va enfilado. Los invito a sentarse, y disfrutar del espectáculo cuando Segovia y el entrenador que escojan (por ahi las voces mencionan a Borgi, una decisión a todas luces populista y estúpida) caigan por una paupérrima gestión.

Dudo mucho que lo que venga ahora sea bueno, dado que hoy solo queda una Asociación de Clubes de Futbol (guiada por la desconfianza y la Política ) pueda seguir trabajando en un futbol chileno de excelencia.

Señores, lo peor comienza ahora, hemos vuelto a la época del chocopanda que se creía erradicada. Nuevamente el futbol ha quedado en manos de ladrones y mafiosos y solo queda llorar por lo que se viene. Un futbol manejado por corruptos y en donde solo Alibaba nadará en millones de dolares.

Hígado de Acero, out.