Por Barbanegra

Marinero, jugador de poker y hombre.

Desde Tanger, Marruecos, via satélite para el mundo.

Saludos, cochinas bestias. En mi recorrido por los siete mares y el mundo, he tenido la oportunidad de departir unos cuantos tragos con marinos españoles, los cuales son tan brutos como los nacionales, y lejos de toda esa mariconería que ha invadido a la peninsula desde que está Zapatero a cargo. En una de esas regadas tertulias, estos hombres de mar me contaron de un personaje que a estas alturas está en el Valhalla culiandose a cuanta valquiria se le pase por delante, y que desarrolló su carrera como cantor (ahora, si su música es mala, eso no importa).

Con ustedes, les dejo al Fary y una de sus reflexiones sobre el hombre blandengue (en chileno, el sometido, el macabeo).


El Fary “siempre he detestado al hombre blandengue”