Bienvenidas bellas musas que frecuentan este nido de testosterona, machos empaladores de amplio espectro cazadores de bellezas angelicales y huecos emosexuales amantes del salame de Paul Schaefer. Apareciendo después de meses de caña les habla el gurú de la rudeza Hígado de Acero. En esta ocasión, les traigo la historia muy particular de un grande, un ejemplo rudo a seguir, simplemente un crá.

Al mencionarles el nombre de Carlos, imagino que no tienen idea quien es. Este individuo cuya genialidad se encuentra solo superada por Hugh Heffner, se le conoce en los bares exóticos y por su proveedor de cocaína por el nombre de Charlie Sheen. Pocos actores de Hollyweed tiene las bolas son capaces de seguir el ritmo de vida de este tremendo espartano.

Ciertamente muchos lo han visto como Charles Francis Harper en una de las serie rudas que todo macho debería ver y adoptar como estilo de vida . “Two and a Half Men” en donde interpreta a un escritor de jingles, bebedor y mujeriego con una casa en la playa y festejando por siempre la soltería y a la vez generando millones de dolares.

Bueno, lo que lo hace rudo no es su papel en esta serie (que a mi juicio es brillante) sino que este grandísimo hijo de puta ha logrado trascender del papel que interpreta y el mismo ha llevado a Charlie Harper a la vida.

A este hijo de odin, se le conoce como una rata mercenaria y su sueldo (dicen) es alrededor de U$ 1 millon por capítulo de la serie (es decir, este virtuoso del carrete, por temporada hace la nada despreciable suma de 20 millones de dolares). Con esa cantidad de dinero, ciertamente las excentricidades y los excesos no pueden estar fuera de la vida de un vividor. Actualmente ha estado involucrado en una serie de escándalos, en donde se le ha sindicado como un asíduo de la coca, del bendito licor y de las mujeres mas perversas y guerreras del planeta (actrices porno). Es decir, este genio no solo genera millones sino que trata de poner en buen uso todo su potencial y lo ha logrado.

Sus fiestas son legendarias, para que entiendan de lo que hablo imaginen lo siguiente: Ud rudo lector con millones de dolares  a su antojo, con 5 actrices porno, droga y alcohol a destajo encerrado solo en un carrete por 36 horas non stop. ¿Sobreviviría? solo un prusiano como Hígado de Acero podría subsistir a esta mezcla letal de la buena vida. Y obviamente Sheen no es un fleto a quien despreciar, dicha fiesta lo dejó en el hospital con severos dolores abdominales, es decir, el tipo carreteo con 5 bellas mujeres porno hasta caer en la clínica, un grande, un ídolo.

Su última genialidad fue frustrada por su padre. ¿Sus intenciones? arrendar una mansion cerca de su casa, llenarla con bellas mujeres del porno y armarse su propia “familia”… El trato para el arriendo estaba hecho cuando su padre frustró sus planes cancelando el trato. Lamentable… hubiera pagado para festejar junto a Sheen (de ser así, habría que haber comprado al menos 10 ambulancias para atender a las pobres mujeres que sucumbieran de mis fechorias).

Como sea, a este dios del carrete se le rinde honores y merece un ahú ahú ahú en su memoria. Digno modelo a seguir (si se la puede, por supuesto).

Salud rudos prusianos. Hígado de Acero, out!.