Saludos puñado de rudos prusianos, hermosas bellezas angelicales que engrandecen este sitio con su visita y homosexuales gozadores del salchichon con papas. Les saluda y les invita una cerveza el magnánimo y supremo Hígado de Acero. En esta ocasión me he decidido a tocar un tema que para todo macho es una gran ocasión, tarde o temprano. Hablo de lo que significa “esa primera vez…”

A todo esto, en promedio tenemos mas de 2000 visitas diarias y son pocos los que comentan. Si usted es uno de esos zánganos lametulas de negro nigeriano amante del salame venoso, lo conmino amablemente a que por la rechucha deje su mensaje. Esta wea no es el diario en donde usted lee y después se va mas rudo de lo que volvió, es un blog . Esperamos feedback así que pónte las pilas… si weon flojo, a ti te hablo, quiero rudeza saliendo de sus peludos dedos y cerveza derramada en sus teclados.

Ahora, entrando en materia, primero que nada aclaro: Si usted piensa que me comenzaré a hablar del amor y otras patrañas dulces,no sea idiota porque Hígado de Acero no habla de sentimentalismos emosexuales, para eso existen otros portales de poca monta que ni siquiera mencionaré.

Hoy les hablaré de hombre a hombre, expulsando humo cancerígeno y bebiendo una cerveza ; y les transmitiré la sabiduría de un macho de estirpe y viejo zorro.

Hígado de Acero fué criado old school, en donde mi abuelo jamás condeno el uso de una buena prostituta para hacerse hombre y aún mejor, pagaba a la perversa. Si usted es uno de esos afortunados de contar con la benevolencia de un buen padre old school, aproveche y goce como los reyes. Si queda traumado, es ultra gigafleto y merece que lo lancen a las fauces de los leones. El espartano de estirpe al menos una vez en su vida goza con una profesional (con condón por supuesto), asi que grow a pair!.

Hoy sin embargo, se acostumbra el sobajeo en discotecas y “wenas natys” en las plazas por lo que se han perdido las viejas costumbres que hicieron al minero, al petrolero, al obrero y al soldado promedio el macho rudo que es  hoy; pero esto dificilmente será satisfactorio ya que lo dejará con la vena y como un lacho caliente en vez de un rudo de estirpe. Al contrario, los verdaderos rudos prusianos gozan de la buena cacería y el aprovecharse de una sexy enana de 15 ebria en una fiesta no posee ni siquiera el mérito honroso. Recuerda grandísimo maraco, un macho es rudo, pero siempre trata a una mujer con respeto.

Ciertamente la primera vez de un hombre bien hombre debe ser memorable, así es que queda fuera de lugar el estar ebrio y no tener condones, a lo más se tomará unos tragos para tranquilizar el espíritu pero debe rendir al punto de que su hembra caiga exhausta a su lado.

Para que le vaya bien, tenga presente en todo momento esto:

1.- Si no tiene dinero para irse a un motel o por último un lugar habilitado, háblele a su padre de hombre a hombre y solicítelo. El verdadero macho rudo debe proveer en todo momento a su hembra durante el ritual de apareamiento, esto significa pagar el motel, los tragos a la habitación y sea un gentleman y llévela a la casa.

2.- No se ponga nervioso por preocupaciones pasteles, el verdadero macho guerrero tiene el control de la situación y pase lo que pase, llegará como niño y saldrá como un hombre.

3.- Siempre con condon, no se imagina la cantidad de niños-papás hoy en día y solo porque el caliente de mierda se gastó las últimas 2 lukas en cigarros en vez de condones. Recuerda las palabras del profeta: “El verdadero prusiano toma su casco y va a la guerra”.

4.- Satisfaga a su hembra, haga lo que sea necesario para llevarla al orgasmo. Nadie espera que sea un macho experimentado y sea un gurú del sexo en su primera batalla, pero si se espera que no sea un maricón taimado que la deje con las ganas. Y por favor no preguntes estupideces como “como estuve?”. Si tiene la fortuna de estar con una hembra mayor que usted, ella sabrá que hacer 😉

5.- Cuando cuente la historia (si hijo de puta, se que lo contarás), mantenga la identidad de su hembra en secreto, esto lo dejará como un caballero y si lo hizo bien, tenga por seguro que tendrá múltiples oportunidades para mejorar sus habilidades. Siempre salga en las sombras, recuerda maraco de mierda, el secreto es parte del juego.

6.-Báñate y lavate los dientes antes de salir. Halitosis y olor a pata queda fuera de cualquier ecuación.

7.- Sea paciente, recuerda maraco, hazte el tiempo para hacer lo que tengas que hacer. Todo gran maestro parrillero precalienta el horno 15 minutos antes de asar la carne. Llevas tiempo esperando la oportunidad y hoy una mujer estará en frente tuyo, 15 minutos de juegos previos hará la recompensa más grata.

Y bueno, la más importante de todas, la práctica hace al maestro y no se espera que reescribas el kamasutra pero por favor rudo en desarrollo, lo que haga, hágalo en un juego con su musa. Las películas porno tienen la fama de promover cosas que muchas veces a la hembra en común no le gustan (no entraré en detalle, usted sabe) si quiere hacer algo intrépido, preguntele primero.

Éxito en la guerra y si por algún motivo se le rompe el condón…. vaya a la clínica hijo de puta que lo queremos ver hombre, no hombre casado con hijos.

Hígado de Acero, out!