Guitarra Rompe Ojetes se reporta fugazmente antes de despachar un embarque de armas ilegales con destino a Sri Lanka. Entre tanta metralleta que hace un rato escondí en cajas de pasas al ron recordé a uno de los más grandes entre nosotros:

Ted Nugent debe ser por lejos uno de los forajidos más cabrones salidos de América del Norte, pero por desgracia no es alguien muy conocido -incluso entre las personas que saben de esta huevada de música-. Tiene una carrera solista la raja desde mediados de los 70’s hasta la fecha, en donde su disco en vivo “Double Live Gonzo!” creó estándares testosterónicos (y ese que no lo haya escuchado no tiene idea de la vida); sin contar que en los recitales ocupa trajes de piel como cavernario o una camisa de la bandera sureña de Estados Unidos junto con un penacho piel roja.

Típico gringo con membrecía permanente al partido republicano, se caga en todo. Además es adicto a las armas de fuego y a la cacería -excelente y rudo bonus track-, donde se desprende su maravillosa frase: “No me vengan con mierdas artificiales; un verdadero hombre caza su comida”. Un crack como muy pocos hay; para que se convenzan miren el video que puse abajo, hijos de la gran puta; no hay nada como el riff y el coro de ‘Cat Scratch Fever’.

En el nombre del Padre Blackmore, del Hijo Iommi, del Espíritu Page. Amén.