¡Honor y Gloria a los Hombres de verdad que nutren su virilidad en esta página! Mis respetos a las doncellas y meretrices que visitan esta web para alimentar su líbido y mis buenos deseos al macabeo que busca aquí su Salvación.

Les saluda Sir Gunslinger, caballero, apostador y Hombre.

Las líneas que siguen son un Homenaje al insigne columnista de este espacio conocido por todos como El Profeta, cuyo paradero es desconocido y cuyas últimas noticias nos hablan de su marcha rumbo a Siria para defender el último de aquellos regímenes bárbaros y sanguinarios que tanto le apasionan.

Lo cierto es que el Profeta ha cruzado la historia de la Humanidad, y sus hazañas son la vergüenza de varias generaciones de maricas políticamente correctos y la Gloria de miles de chauvinistas y misóginos. Algunos rudos creen que el Profeta se ha conservado en alcohol durante siglos, otros, que se trataría de un linaje sagrado, destinado a guiar al Rudo Pueblo a lo largo de la Historia.

Quienes han tenido la desdicha de toparse cara a cara con él, lo describen como un viejo de unos 80 años, falto de aseo, de dimensiones colosales y  larga barba blanca.

Los orígenes del Profeta son confusos, algunos los sitúan en Escandinavia, tierra vikinga, no obstante esta teoría ha perdido adeptos considerando que los países que conforman la península escandinava en la actualidad -Noruega y Suecia- están poblados de maricones y travestis. Además el Profeta no ha mencionado estos países en alguno de sus textos. Otros sugieren que nuestro homenajeado proviene de alguna de las tribus nómadas que habitan la inhóspita Siberia, razón por la cuál siempre se refiere con nostalgia a la extinta URSS (aunque lo más probable es que lo haga por su gusto por las rusas). Finalmente la teoría más verosímil, sitúa el origen del Profeta en alguna región de los Cárpatos occidentales.

Las ocupaciones del Profeta han sido variadas a lo largo de la Historia: luchador callejero, mercenario y cazador de recompensas, son  las  más conocidas. Sin embargo no debemos olvidar su función principal como Profeta, entendido no como un adivino o augur que sólo pretende develar eventos futuros, sino como quién conociéndolos, los usa para guiar con rectitud a los Machos, en tiempos de mariconería, como los que corren.

De sus afiliaciones políticas y religiosas nada se sabe con certeza. Respecto de las primeras deducimos que añora el orden, conservadurismo y violencia de los regímenes totalitarios, pues se ha identificado transversalmente con dictadores de izquierda y derecha, sin embargo es también cercano a gobernantes “democráticos” como Clinton, Putin, Berlusconi y Abdalah Bucaram. En cuanto a las segundas, se sabe que el Profeta renunció al paganismo allá por el siglo VI, y probablemente abrazó la religión Ortodoxa Caldea, sin embargo permanece en un coqueteo permanente con el Islam, cuyo machismo le acomoda bastante.

Las enseñanzas del Profeta aparecen desperdigadas por todo este sitio, en sus diversas categorías, sin embargo las de mayor valor filosófico son aquellas contenidas en la sección “Hembras” o “Doctrina”. Si bien es cierto que el Profeta se nutre de alcohol, sexo y carne, no es menos cierto que su pluma se alimenta de zorras, de esas que a lo largo de los siglos conoció bien y de quienes, a través de sus innumerables cartas -algunas publicadas aquí– nos persuade.

¿Es éste un homenaje póstumo? Quizás saldremos de las dudas en un par de meses, cuando El Profeta nos escriba desde alguna trinchera luego de haberse servido de algunas mujeres y haber suturado sus heridas con escupos y sal Eno. De lo contrario, debemos estar preparados para afrontar días de tribulación, puede que Thor nos haya abandonado a este mundo de maricas y metrosexuales. Habrá que luchar.

– Gunslinger, fuera.