11 de Agosto: 4to Año de Celebración del Día del Hombre Rudo

por | Ago 9, 2013 | Doctrina

Saludos hombres rudos!! Malditos soldados mercenarios, ebrios bebedores de cerveza y whisky, sucios piratas carroñeros, caballeros fumadores de puros o pipas, y demás hombres de estirpe!! Yo, Hacha Sangrienta, luego de un largo período de reflexión recorriendo el mundo y, habiendo presenciado incontables horrores en este mundo cada vez más liberal y hueco, he decidido regresar a esta, la verdadera casa del hombre de verdad, para recordarles de una importantísima verdad.

Por 4to año consecutivo, este Domingo 11 de Agosto hemos de celebrar la fecha más importante que debe recordar un hombre de verdad: el glorioso DÍA DEL HOMBRE RUDO.

Este año, al menos en Chile, una gran afrenta ha sucedido. Dado que esta importantísima fecha aún no es conocida de forma masiva y que tampoco es reconocida oficialmente en ningún lugar, ha acaecido que este año coincide con el mega comercial Día del Niño. Pues aquí nos importa una soberana raja dicha coincidencia. Todo hombre fue niño alguna vez, y si es menester de los Dioses Rudos, todo niño debe convertirse en un hombre hecho y derecho.

Por lo tanto, como todos los años, es importantísimo que todos, niños y hombres, sepan sobre esta grandiosa celebración masculina. Todo aquel niño que desee ser rudo como su padre, y todo hombre pusilánime que no tuvo rudo padre y que ahora quiere aprender a ser rudo; todos deben saber que el Día del Hombre Rudo es una tradición instaurada el año 2010 por nosotros mismos en HR, a través de las Sagradas Escrituras de El Profeta, con el fin de contar con un día propio y ajeno a otras fiestas paganas, para celebrar la masculinidad, la rudeza, la valentía, la osadía, la hombría, y en general enaltecer todos aquellos valores característicos de los hombres bien hombres.

Este Domingo 11 de Agosto, todo aquel que se considere un hombre de tomo y lomo, debe conmemorar esta ruda tradición. Según las sagradas escrituras del Profeta, se debe festejar y honrar la memoria de los rudos Espartanos, comer como rudo Vikingo, beber como ebrio Irlandés, y hacer gozar a su mujer como si el Ragnarök se ciñera sobre nosotros.

El Día del Hombre Rudo no se trata de dárselas de macho, sino de ser un hombre de verdad. Es importantísimo que se aproveche esta oportunidad para superarse a si mismo y demostrar las virtudes de la hombría. Finalmente, se debe reflexionar al beber una jarra de cerveza, recordando y dando un salud por todos aquellos rudos que se han adelantado al Olimpo de la Hombría, y por supuesto, vivir de su ejemplo.