Películas Rockeras: La Lista Definitiva

por | Sep 6, 2013 | Música, Películas

Tal como dijo mi colega Dieghog: “Para ser macho hay que hacer muchas cosas, entre ellas, saber elegir el cine”. Claro está que eso se aplica también en los subgéneros, en este caso las películas rockeras; los melenudos, frecuentadores de puteríos junto al puerto, deben tenerla clara. Hay muchas de este tipo, pero eso no significa que todas sean buenas. Aquí les dejo mis opciones personales sobre el tema; lo que yo recomiendo que debes ver, hijo de la gran puta. Arbitrariamente, y a mi regalada gana, dejé fuera a Tenacious D in The Pick of Destiny (2006) porque, pese a tener algunas salidas buenas, me caen como el pico los musicales. Olvídense también de encontrar aquí a Rock Star (2001): quiso ser algo —basándose en la historia del nuevo vocalista de Judas Priest—, pero pusieron de protagonista al mariconsete emosexual de Mark Wahlberg y la hueá muta en una pateable cinta romántica con Jennifer Aniston. En fin, caballeros, vamos a lo que nos convoca:    


Airheads

Airheads (1994)
Tenemos a Brendan Fraser —The Mummy—, Steve Buscemi —Reservoir Dogs— y un pendejo Adam Sandler. Tienen una banda que nadie les da bola, ningún sello discográfico los pesca ni en bajada. ¿Alguna buena idea? Entrar a la mala a una estación de radio, con pistolas de juguete que parecen de verdad, y así poner su demo al aire para que alguien los contrate. Pero antes de conseguirlo caga la cinta; no queda otra que tomar a todos de rehenes y cada vez se les complica más la hueá. El inmortal Lemmy Kilmister se connota con un cameo.

Detroit Rock City

Detroit Rock City (1999)
Ambientada a fines de los 70’s. Aquí hay un grupo de cuatro amigos colegiales, rayados por Kiss, que viven en Cleveland. Ese mismo día tienen planeado virarse a Detroit para ver el recital soñado de su banda favorita. Perfecto, ¿no? El problema es que la mamá de uno de ellos, una canuta culiá, cacha las entradas y se las quema en sus caras. Deciden ir igual, a la vida, y ya en Detroit ver qué chucha hacen para entrar al recital. Descontrol, drogas, minas en pelota y más encima los mismos Kiss aparecen al final —claro: Gene Simmons produjo la película—.

School of Rock

School of Rock (2003)
El buen Jack Black es un pobre hueón, que no tiene donde caerse muerto, que se hace pasar por un profesor sustituto en uno de los colegios más ricachones de la ciudad. Sin querer queriendo cacha que los cabros chicos de su curso tocan la raja. Cuento corto: se propone —para callado— mandar a la cresta el programa estudiantil, enseñarles la base rockera y formar con ellos un grupo bacán para ganar la prestigiosa Batalla de las Bandas.

The Rocker

The Rocker (2008)
Sucesora natural de School of Rock, por eso de la explotación infantil a manos de un adulto: otro pobre hueón —ex integrante de una famosa banda de los 80’s—, que tampoco tiene donde caerse muerto. Agarra a su quinceañero y ñoño sobrino, más sus amiguitos, y los transforma de un grupo de eventos colegiales a ser grito y plata —claro, él metido al medio como el baterista—.

This is Spinal Tap

This Is Spinal Tap (1984)
Piedra angular del género. La hueá está hecha como si fuese un documental —falso, esto es una película con guión— sobre una yeta banda inglesa de rock pesado, a la cual se le han ido todas las oportunidades de ser famosos y exitosos. Ahora tienen que hacer una gira por Estados Unidos, que sería lo último que les va quedando o cagan, y su amigo documentalista los acompañará mientras dure el viaje.

Wayne's World

Wayne’s World (1992) │Wayne’s World II (1993)
Dos ñoños rockeros, de un pueblito de Illinois, que tienen un programa de televisión de acceso público. En la primera película Wayne —personificado por Mike Myers, el agente secreto británico de la trilogía Austin Powers— debe conseguir pinchar con la mina rica de la que se enamora —y posteriormente recuperarla de un aguja productor de televisión, el que además se lo quiere cagar con el programa—. En la segunda película deben organizar un festival de rock, nada menos que Waynestock. En cada una hay una banda invitada: primero Alice Cooper, después Aerosmith.

Isi Disi

Isi/Disi: Amor a lo Bestia (2004) │ Isi/Disi: Alto Voltaje (2006)
Wayne’s World versión española, puerca y degenerada; así no más, corta. Protagonizadas por el inmenso Santiago Segura —El Día de la Bestia y la saga Torrente—. En la primera Isi, un metalero culiao asqueroso, se enamora de la chica de intercambio más exquisita y de buena familia que puedas imaginar. En la segunda la banda de Isi y Disi debe meterse a un concurso para, en una de esas, salvar el negocio familiar con la plata del premio.

Pink Floyd The Wall

Pink Floyd The Wall (1982)
Aquí nos ponemos más serios. Ya dije que me caen como el pico los musicales, pero la excepción es la película basada en el disco de Pink Floyd y más encima protagonizada por Bob Geldof. Cinta archi conocida —la del pendejo sin papá, que pasa a ser una incomprendida estrella de rock y termina en dictador—, pero no puede quedar fuera del conteo. Incluye sicodélicas secuencias de animación, los martillos andantes hueveando entre medio. Si te gusta esta onda puedes complementar con Tommy (1975), la adaptación cinematográfica del disco de The Who y protagonizada por el mismo Roger Daltrey.

The Doors

The Doors (1991)
Dirigida por Oliver Stone, igual de archi conocida que Pink Floyd The Wall. Cuenta la historia —desde 1965 hasta
1971— de estos pelafustanes de Los Ángeles, obviamente centrada en Jim Morrison —quien tiene agiladas visiones y lapsus drogones—. Brindo por vos, Rey Lagarto.